Cuidado con ganar más dinero: 12 pasos hacia una vida mejor

  • Sharebar

Todos pensamos que sabemos qué nos hace felices, pero en verdad NO TENEMOS NI IDEA.La felicidad

Muchos creemos que ganar más dinero da la felicidad, pero realmente NO ES ASÍ. El dinero sólo trae felicidad a la gente extremadamente pobre. En cambio, a partir de un nivel moderado de riqueza, la clave para la felicidad serán unos buenos amigos, un trabajo que nos atraiga y una salud de hierro.

La psicología de la felicidad
Hace años, James Montier, un famoso inversor, dejó temporalmente su actividad profesional para publicar un estudio sobre la psicología de la felicidad. Montier indica que la felicidad viene de tres fuentes:

  • El 50% de la felicidad viene determinada por nuestra genética. Esto significa que existe una predisposición natural hacia un nivel determinado de felicidad. Algunos de nosotros tenemos una inclinación natural a estar más felices.
  • Un 10% de nuestra felicidad viene dada por las circunstancias externas. Nuestra edad, raza, género, historia personal, y, claro está, nuestra riqueza.
  • El 40% restante parece venir de actividades intencionadas, que engloban desde pequeños actos diarios a prácticas que elegimos hacer.

Después de ver estas fuentes coincidiréis conmigo en que si no podemos controlar la primera y bien poco podemos hacer con la segunda vale la pena que nos centremos en la tercera. Las actividades de la tercera fuente incluyen el sexo, el ejercicio físico, dormir bien y las buenas amistades.

¿Y qué NO nos lleva a ser felices? Pues el dinero y perseguir la felicidad. Montier dice: “La mayoría de la gente sobreestima la importancia del dinero para conseguir ser feliz y hacer feliz a los demás”. “Muchísimos estudios de psicología concluyen que el dinero no lleva a la felicidad.”

La felicidad de una niña

La paradoja de la felicidad

Podemos analizar el mundo en general: si todos tenemos más riqueza que hace cuarenta años, ¿porque no somos más felices? El economista Richard Easterlin de la Universidad del Sud de California cree que el problema reside en que una vez se llega a un nivel determinado de riqueza, entonces nunca se tiene suficiente. Os dejo una parte de su artículo:

Los deseos de la gente cambian drásticamente con el aumento de su fortuna. En 1970 una persona soñaba en tener una casa pero ahora esa misma persona seguro que sueña en tener dos casas. Mientras la gente de antes soñaba con comprarse un coche nuevo, ahora sueña en comprarse un lujoso Mercedes, Audi o BMW.

La gente se aferra a la idea de que con más dinero conseguirá ser más feliz. Pero cuando piensa esto no es consciente de que cuando llegue a tener más dinero, querrá conseguir todavía más. Esa gente querrá tener una casa aún más grande y no conseguirá nunca satisfacer sus necesidades. En cambio, habrá malbaratado su vida familiar y su salud en el proceso.

La ironía está en que la salud y calidad de tus relaciones humanas son dos de los factores más determinantes en la felicidad personal — y los dos componentes que habitualmente se sacrifican para ganar más dinero.

¿Porqué no esta más contenta la gente rica? Quizá es porque muchos de ellos son adictos al trabajo, o porque están más atentos al dinero que a las cosas que realmente los hacen felices. Un fragmento de The Washington Post explica que unos investigadores han descubierto que “ser muy rico es un indicador fiable de que alguien dedica muy poco tiempo a hacer cosas que le gustan, y mucho tiempo a cosas que le producen estrés.”

Niña contenta

En general, la gente muy rica no está mucho más contenta que la gente de clase media o moderadamente adinerada. Si, el dinero puede comprar felicidad si te saca de la pobreza, pero a otros niveles sociales las diferencias son mínimas. Entoces, ¿porque hay tanta gente que cree que el dinero da la felicidad?

Tropezando con la felicidad
En 2006, Daniel Gilbert, un famoso profesor de psicología de Harvard, publicó un libro sobre nuestra inhabilidad para predecir lo que realmente nos va a hacer felices.

Gilbert dice que ya que los humanos pueden planear su futuro, siempre intentan estructurarlo para ser felices ahora y más adelante. Pero, ¿cómo sabemos que nos va a hacer felices?  Simplemente, no lo sabemos. De hecho, somos bastante nulos para predecir lo que nos hará felices. Gilbert dice:

¿Qué futuro prefieres? ¿Uno en que ganes la lotería o uno en que seas paraplégico? ¿Cúal te haría más feliz?[...] Un año después de perder las piernas, y un año después de ganar la lotería, los ganadores de la lotería y los desafortunados paraplégicos son igual de felices.

La clave está en que las cosas que pensamos que nos harán felices, normalmente no nos hacen tan felices como pensábamos. Ganar la lotería no es la panacea. Tener un lío con ese joven o esa secretaria nueva no es tan emocionante como parece. Y perder una pierna tampoco es el final del mundo.

Si te está gustando el artículo, haz click en “me gusta” en la página de Facebook para recibir actualizaciones.

Por lo que se ve, el ser humano es capaz de fabricar felicidad. Muchos buscan fuera de ellos mismos para sentirse bien; piensan que lo lograrán con cosas externas, relaciones sentimentales o siendo inmensamente ricos. Pero la felicidad se fabrica en nuestro interior.

12 pasos hacia una vida mejor
Si el dinero no da la felicidad, ¿qué nos puede ayudar? ¿Cómo podemos parar de sentirnos mal y empezar a ser felices? Después de buscar en varios sitios he seleccionado 12 pasos para acercarnos a la felicidad. Más abajo os dejo también un artículo y un vídeo de Eduard Punset.

  1. NO te compares con los demás. Físicamente, financieramente y socialmente. Compararte con los demás es una trampa. Siempre tendrás amigos que se ganan mejor la vida, que son más guapos o que corren más que tu. Céntrate en tu vida y tus objetivos personales.
  2. Cultiva buenas relaciones. La gente que tiene 5 buenos amigos o más es más feliz que la que tiene pocos o ninguno.
  3. Ten una vida sexual activa. El sexo, especialmente si es con quien amas, está posicionado como una de las fuentes más importantes de felicidad. Una relación sentimental de larga duración es perfecta para hacernos felices.
  4. Haz ejercicio físico. Hay una relación muy directa entre el ejercicio físico y la felicidad. Cualquier persona que haya pasado por una enfermedad importante o una disminución en su movilidad sabe el mal que puede generar. Come bien, haz ejercicio y cuida tu cuerpo.
  5. Procura dormir bien. Para tener una salud de hierro es básico dormir bien. Cuando no has descansado, tu cuerpo y tu mente funcionan mal y no pueden operar a plena capacidad. Tu humor también se resiente.
  6. Fíjate objetivos y persíguelos. Yo creo que el camino hacia la felicidad está lleno de mini-objetivos. Mejorar cada día y estar activo para llegar a tus objetivos te hará sentir muy bien.
  7. Encuentra TU trabajo. Hay quien dice que un trabajo es sólo un trabajo. Yo creo que un trabajo que te satisface es mucho más que esto — es una vocación. Puedes tardar años en encontrar tu trabajo ideal pero cuando lo encuentras puede ayudarte mucho a ser feliz.
  8. Hazte de un grupo. Los que forman parte de un grupo, como una parroquia o una hermandad o algo por el estilo son más felices. El grupo no tiene porque ser religioso. Puede ser un grupo de amantes de la hormiga gigante o lo que sea… Sal en bici con gente cada sábado por la mañana o apúntate a unas clases de cocina…
  9. No te fijes en el pasado. Conozco a un chico que siempre se está quejando de lo que pudo hacer mejor. No te concentres en el pasado y mira hacia delante.
  10. Márcate una rutina y cúmplela. Varios estudios muestran que seguir una rutina es mejor que variar tu actividad. Sé que suena raro pero estamos más contentos si tenemos pocas opciones para elegir. No se trata de no elegir, sino de elegir entre un número reducido de opciones bien definidas.
  11. Procura ser agradecido. No es por azar que tantos libros de autoayuda recomienden practicar la gratitud. Si damos las gracias por lo que tenemos y lo que nos hacen, apreciamos más nuestra vida.
  12. Ayuda a los demás. Este último paso es un clásico que no debes olvidar. Los estudios muestran que el altruismo es una de las mejores maneras de aumentar tu felicidad. Hazte voluntario de alguna organización y reserva espacios de tiempo para ayudar a los demás.

Recuerda: la verdadera riqueza no está en el dinero. Está en las buenas relaciones, la buena salud y el buen progreso de la persona.

Perseguir la felicidad

Espero ver tus comentarios en la parte final del artículo! ;-)

Para saber más:

Artículo de Eduard Punset sobre la felicidad.

Un video de Eduard Punset sobre la felicidad. Me gusta la parte del final.

{ 2 comments… read them below or add one }

Juan March 1, 2012 at 3:40 pm

Me siento muy identificado con el perfil que describes: soy un joven de 35 años que ha ganado muchísimo dinero vendiendo chatarra. No tengo estudios pero si que he tenido siempre unas ganas de trabajar locas y una devoción sin límites por el dinero.

Ahora no me falta de nada pero no me siento feliz. Quiero recuperar mi vida interior y utilizar un poco de lo que he ganado para ayudar a la gente.

Muchas gracias por este artículo Eduardo. De ahora en adelante te seguiré para aprender!

Reply

admin March 1, 2012 at 3:45 pm

Valoro mucho tu interacción y valoración del blog. Me vi obligado a tocar el tema de la felicidad porque lo he vivido en mis carnes. Ahora intento dividir muy bien y con seriedad las horas de trabajo y el tiempo que dedico a los demás y a cuidarme. Te recomiendo que hagas algo similar.

Espero que el negocio te siga funcionando igual de bien y que consigas ser más feliz!

Reply

Leave a Comment

Previous post:

Next post: