2 Casos reales de fracaso al convertir tus habilidades en dinero

  • Sharebar

En este artículo voy a exponer dos casos reales de personas que han transformado sus hobbys-intereses en negocios viables… Una de ellas ha acabo cerrando y la otra se ha salvado in-extremis.

1) Ejemplo 1: Analiza bien donde te metes antes de dar el paso

A Sara le encantan los perros y hace un año estaba cansada de su trabajo de auxiliar administrativa. Ella quería libertad y tener su propio negocio.

pasear perros

Pensó en montar una empresa para pasear y cuidar perros durante el día. Vivía en un barrio de gente rica y pensó que habría mercado para ese servicio. Hasta aquí suena bien , ¿no?

Sará alquiló un local y empezó su negocio.

Al principio de todo, la chica estaba contenta y el negocio funcionaba. Pero cuando empezó a tener demanda, la cosa dejó de funcionar. Nuestra protagonista no había pensado que tenía que ocuparse de la contabilidad, de atender debidamente a los clientes, de hacer de recepcionista, de cajera, … Y todo lo malo comenzó. No tenía tiempo para nada y su trato con los clientes empeoró. Esto hizo que su reputación bajará en todo el barrio y al cabo de un par de meses tuvo que cerrar.

Empieza pequeño. Busca a unos pocos clientes y examina como te va el negocio y que necesitas. Yo te recomiendo empezar como freelance, porque así no tienes estructura, puedes ser muy flexible y saber exactamente lo que necesitarás cuando empieces tu negocio.

2) Ejemplo 2: Antes de empezar, define tu mercado objetivo y cómo vas a contactar con él

A Anna R. le encanta el Yoga y escribir.

Naturalmente, pensó que sólo juntando estas dos aficiones el dinero empezaría a caer del cielo.

yoga

Anna empezó a escribir un libro de Yoga con distintos ejercicios y consejos. Después de pasar un par de meses preparándolo, fue a imprimirlo y decidió venderlo casa por casa. Su barrio era de clase alta y se encontró que la mayoría de gente no estaba en casa durante el día y que si alguien le abría la puerta no estaba interesado en el libro… Bien pensado, si vivía en un barrio rico, ¿quien iba a estar interesad@ en comprar un libro de una persona desconocida y quien iba a tener tiempo para leerlo?

Nuestra joven paró a reflexionar y cambió su estrategia. Decidió focalizarse en las mujeres ricas de su barrio y empezó a frecuentar lugares donde estas se movían. En esos círculos se presentó como una profesional del yoga que había escrito un libro y que daba clases particulares a domicilio.

Esta estrategia le fue mucho mejor: el libro le dio mucha credibilidad y le permitió cobrar tarifas premium. Además, el negocio no requería publicidad porque recibía nuevas clientas por las buenas referencias que sus alumnas daban a sus amigas.

En unos meses Anna R. dejó su trabajo para dedicarse profesionalmente a ser entrenadora personal de yoga.

Si te está gustando el artículo, haz click en “me gusta” para seguirnos en Facebook.

Recuerda, el truco no es sólo empezar a hacer algo, sino empezar en el lugar correcto y para el mercado adecuado. Esto te ayudará a descubrir tu nicho de mercado ideal.

Si tienes alguna historia interesante y quieres contarla en Te Ayudo A Ser Rico, me gustará conocerla y publicarla en tu nombre! :-)

Ah! Y si tienes algo más que aportar, deja tu comentario más abajo.
 

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post: